lunes, 31 de mayo de 2010

MAYORÍA SILENCIOSA

POR Leonardo Benaglia



¡Qué fiesta!
¡Con qué orgullo patriótico se caminaba en la calle mas ancha del mundo!
Eso sí, el respeto ente todo. El pueblo ganó la calle y estaba la familia entera: el abuelo, los pibes, las tías solteronas… bah, estaba todo el mundo.
Así de gente. No se podía decir “vamos para aquella carpa” y dirigirse nomás. No, de ningún modo. Antes era menester trazarse un rumbo y nadar en un caudaloso rió humano lleno de corrientes, remolinos y remansos. Luego de unas cuantas idas y venidas uno llegaba a donde había querido ir, o al menos estaba cerca.
Por momentos tenía la sensación de que toda la argentina estaba ahí.
Claro que ingresar a las carpas del Bicentenario era otra cosa. Colas de hasta seis cuadras sino más, y las riquezas naturales y culturales de las provincias que conforman la Nación.
La historia de los museos tenía su lugar, pero la historia viva estaba en la carpa de las Madres, que estaban también en el desfile alegórico de estos primeros 200 años de la revolución independentista.
Claro, porque este país es parido por la revolución. Es un país revolucionario que así como alimentaba con carne salada a los oprimidos del imperio español, así alimentó con la revolución al continente americano.
Porque ¿sabés que pensaba Clarincito? Todos esos que reivindican hoy a aquel Moreno y desdeñan a este Moreno, si hubieran vivido en ese entonces, no crees Clarincito que hubiesen dicho cosas como: “el señor Mariano Moreno desconoce el poder Divino con que es investido el Virrey en nombre del Rey de España". O tal vez: “el Señor Mariano Moreno irrumpió en junta de comerciantes encumbrados liderando un malón de pardos y criollos. Habría trascendido que el señor Belgrano y el Sr. Moreno en reuniones secretas conspiran contra el cabildo de Buenos Aires”.
La verdad Clarincito, ¿puedo hablarte a nivel personal, de Argentino a Argentino?
¿Ahora qué es lo que no te gusta?; con qué nuevo ataque inventado en tus redacciones diestras pretenderás infundir pánico entre el pueblo. O acaso esa impresionante cantidad de seres humanos en la Avenida 9 de Julio no se pronunció a favor del gobierno. Acaso no es esta una verdadera mayoría silenciosa que con su presencia respetuosa y armónica nos presenta ante el mundo como una sociedad madura y estable.
Sí, tenes razón, que a vos te convienen las crisis… Porque a río revuelto ganancia de pescadores y si algo sos viejo, es pescador. Pero no de esos de la caña, para vos eso no esta a tu altura. Vos sos de esos que se paran en el trabajo del equipo, en la cancha, y permanece a la pesca en el área contraria; a ver si hace el gol todavía. Un oportunista.
Esa es la causa y ninguna otra por la que estas buscándole la quinta pata al gato. Porque no me sorprende la actitud. Pero que te vengas a quejar porque nadie se quejó, porque no hubo incidentes, que te incomoda que la presidenta baile con los festejos de la democracia y que la alegría la contagie el gabinete te parece poco serio. Pero claro che, ¿como querés que sea seria la alegría? Vos sos un caso serio realmente. Un amargado completo.
Ahora resulta que porque se es presidente no se puede festejar en una fiesta que conmemora los 200 años de la revolución y la democracia en estas tierras. Esta democracia es de las más antiguas del mundo. Pero claro, vos siempre estuviste con la contra. Por eso la ves distinto. “¡Y claro! toda esa gente que estaba allí estaba en contra por eso no decía nada”. Pero por favor, si teníamos todos una sonrisa de oreja a oreja. Nos encantaron los festejos Clarincito, la pasamos bárbaro, asíque a mí, a mí no me la vas a contar Clarincito.

Chau, hasta la próxima.





FOTO: Vaca Cubana

1 comentario:

  1. Muy buena esta entrada, esta interpelación a Clarincito! Te felicito!

    ResponderEliminar